Blog Archives

“For Esmé -“

A quinceñara celebration of the 15th birthday whose memories will last a lifetime/ Los recuerdos de la celeberación de la quinceñara duran toda la vida

A quinceñara celebration of the 15th birthday whose memories will last a lifetime/ Los recuerdos de la celebración de la quinceñara duran toda la vida

The following was written after returning to San Luis Potosí to celebrate the quinceñara of the daughter of friends who pastor one of the Disciples churches in the City. A video of one of the highlights of our visit can be seen at  https://vimeo.com/152781074  .  It projects the “Sound and Light” show in one of the 17th century plazas of San Luis which attracts hordes and makes for a wonderful public spectacle during the Christmas season and after as well as Holy Week and beyond.

“Dear Friend:   We are eating at your favorite seafood restaurant here in Laredo.  The crossing this time took longer than usual getting our car import deposit back but for a Monday holiday in the States two hours doesn’t seem excessive at all.”  Just after being seated, Kate sent that text to a woman in San Luis Potosí whose home and family have just hosted us – for nearly three weeks.

“I’m Esmé and I’ll be serving you” our waitress in her early twenties with boldly traced red lips, a moony luminescent face and close cropped copper hair offers.  We order something to drink and when she brings the water her name tag is visible except for the “m”.  “They say my father gave me the name” she replies to our inquiry.  What’s the movie with the main character named Esmeralda I ask myself as her reply also brings up the question of why the name is so uncommon among native English speakers in the U.S.

“It was a delight having you here to celebrate the new year with us” is the response from the San Luis friend’s phone. Her husband should now be in Mexico City finally getting the treatment the doctors have talked about for five months now.  The U.S. is not the only country where health care is being rationed out these days.  There are just so many people.

The girl Esmé returns with a nervous smile and wants to know if we’re ready.  After ordering I can’t resist asking if she has ever read the great Salinger story “For Esmé – With Love and Squalor” and when she says no I promise the name of the short story collection when she brings the food.  The calamari is deliciously fried – in the batter of the muffins apparently.  Very tasty Kate and I agree.

“Nine Stories is the book’s name, a really great story” I repeat, to which she responds that she’ll look for the book.  Kate returns to that afternoon’s remembrance of the young man hanging from the bridge overpass at the border crossing in Laredo when we crossed the day before the new year.  The news at that time had not yet been captured by the announcement of the re-arrest of the most renowned criminal in the Western Hemisphere and his return to a Mexico City jail.  And the subsequent news surrounding the revelation that his capture was due not so much to the savvy of the Mexican Navy as it was to the man’s contacts with a soap opera star whom he hoped would star in the movie about his life.

“What would you have said to the man on the bridge?” Kate muses.  It seems like an apt question for a missionary on either side of the border.  “Why do you want to do this?” she imagines saying.  The incident had closed both sides of the freeway and there were video cameras on the corners.  “If all you want to do is attract attention to yourself that’s hardly worth serious injury or death” Kate adds.  We had agreed that afternoon that the height of the bridge would not ensure the man’s death had he jumped.

After we’ve finished our meal, Esmé says, “It’s such a common name around here” and goes on to mention the girl in her class who had the same last name and adds, “That would have been a real problem had I not used my middle name. My grandmother chose that name for me.” Doug recalls that Jael, the middle name, is from the Bible character who drives a stake through the enemy general’s skull after wooing him with wine and dance.  “Now she had some ‘cojones’” we agree.

Esme’s father is an engineer working for Coca Cola “across” as she puts it until later adding “in Piedras Negras”.  “They wanted to transfer him to San Antonio but his English just isn’t good enough.”  She explains, “He knows a lot but he’s too shy with it”.  A conversation regarding Kate’s struggles with the language leads to Esmé commenting on the difficulty she has in reading Spanish, her first language.  “I read it aloud until I can make the connection between the print on the page and the language I’ve spoken all my life” she says.  When Esmé reminds us before we leave, “My name is Esmé in case you want to visit” it seems like yet another language she is speaking.

Salinger’s story is centered on the soldier’s memory of finding a German POW’s paperback in which is written the Dostoyevsky quote, “Hell is not being able to love”.  It’s a good story to read in English or Spanish.

More on the Fiesta de Luz in SLP can be found in the post "Prayers of Light" from 1/06/15 on this blog/Ver mas de la Fiesta de Luz en SLP en el articulo "Oraciones de Luz" de la fecha 06/01/15 de este blog

More on the Fiesta de Luz in SLP can be found in the post “Prayers of Light” from 1/06/15 on this blog/Ver mas de la Fiesta de Luz en SLP en el articulo “Oraciones de Luz” de la fecha 06/01/15 de este blog

**************************                   ********************              **************************

Lo siguiente fue escrito después de volver a San Luis Potosí para celebrar el quinceñara de la hija de amigos quien pastorea a una de las iglesias de los Discípulos en la Ciudad. Uno de las experiencias sobresalientes de la visita se puede ver en el video puesto en:

El vídeo breve se trata de la “Fiesta de Luz” en una de las plazas  del siglo XVII de San Luis que atrae multitudes y hace un maravilloso espectáculo público durante la temporada de Navidad así como en Semana Santa y unos días mas.

Justo después de estar sentado en el restaurante, Kate envió un texto a una mujer en San Luis Potosí cuyo hogar y familia nos han acogido durante casi tres semanas.   “Querida amiga:  Comemos en su restaurante de mariscos favorito aquí en Laredo. La travesía esta vez tomó más tiempo que de costumbre para el regreso de nuestro depósito de importación de coches pero después de un week end con día fería en los Estados Unidos dos horas no parecen excesivas”.

“Soy Esmé y les serviré” nuestra camarera en sus años veinte con labios rojos vigorosamente remontados, una cara luminiscente divertida con pelo de color cobre.  Pedimos algo de beber y cuando nos trae el agua su nombre en la etiqueta es visible excepto el “m”. “Dicen que mi padre me dío el nombre” responde ella a nuestra pregunta.  Que es la película con el protagonista principal del mismo nombre de Esmeralda me pregunto al momento que su respuesta se levanta también la pregunta de por qué el nombre es tan poco común entre “los Anglos” en los Estados Unidos.

“Fue un placer que estuvieron aquí para celebrar el año nuevo con nosotros” el texto del teléfono de la amiga cuya casa acabamos de dejar. Su marido debería estar ahora en la Ciudad de México finalmente consiguiendo el tratamiento del cual los médicos estaban hablando durante ya cinco meses. Los Estados Unidos no es el único país donde la asistencia médica está siendo racionada estos días. Hay tantas personas a atender.

La señorita Esmé vuelve con una sonrisa nerviosa y quiere saber si estamos listos. Después de pedir la comida no puedo resistir a preguntar si ha leído alguna vez la historia hermosa de Salinger “Para Esmé – Con Amor y Miseria” y cuando nos dice que no yo prometo el nombre de la colección de cuentos cuando nos trae el alimento.  El calamar se sabe delicioso frito en la masa de las magdalenas al parecer. “Muy sabroso” Kate y yo nos acordamos.

“Nueve Historias es el título del libro, un cuento hermoso” repito cuando dice ella que buscará el libro. Kate vuelve a la conversación de la tarde sobre el joven que estaba amenazando de brincar del puente de la carretera a la  frontera en Laredo cuando nos cruzamos el día antes del nuevo año. Las noticias entonces todavía no habían sido capturadas por el anuncio de la nueva detención del criminal más renombrado en el Hemisferio Occidental y su vuelta a su cárcel en la Ciudad de México. Y las noticias subsecuentes que rodean la revelación que su captura era debida no tanto a la Marina mexicana como era a los contactos del hombre con una estrella de telenovela a quien esperó el que protagonizaría en una película sobre su vida.

“¿Qué habrías dicho al hombre en el puente?” Kate reflexiona en voz alta. Parece a una pregunta apropiada para un misionero a ambos lados de la frontera. “¿Por qué quiere hacer esto?” se imagina ella diciendo al joven. El incidente había cerrado ambos lados de la autopista sin peaje y habían cámaras de vídeo en las esquinas. “Si todo que quiere hacer es llamar la atención a si mismo apenas valdría unos lesiones graves o aún la muerte” Kate agrega. Habíamos estado de acuerdo esa tarde que la altura del puente no aseguraría la muerte del hombre si había saltado.

Después de que hemos terminado nuestra comida, Esmé dice, “está tal nombre común por aquí” y menciona a la muchacha en su clase que tiene el mismo nombre y añade, “Esto habría sido un verdadero problema si no había usado mi segundo nombre. Mi abuelita me lo dío.”  Doug menciona que Jael, el segundo nombre, es del carácter de la Biblia quien martilla una estaca a través del cráneo del general enemigo de los Israelitas después de cortejarle con vino y baile. “Es cierto que ella tenía ‘cojones’ estamos de acuerdo.

El padre de Esmé es un ingeniero que trabaja para la Coca-Cola “a través” declara ella hasta la adición posterior “en Piedras Negras”. “Quisieron transferirle a San Antonio pero su inglés no alcanza”. Explica ella, “El sabe mucho pero se presenta demasiado tímido con ello”. Una conversación en cuanto a las luchas de Kate con la lengua lleva a que Esmé comenta sobre la dificultad que tiene en la lectura de español, su primera lengua. “La leo en voz alta hasta que pueda hacer la conexión entre la letra en la página y la idioma que he hablado toda mi vida” dice.

Cuando Esmé nos recuerda antes de que nos vayamos, “Mi nombre es Esmé por si quiera visitar” parece a aún otra idioma que habla.  El cuento de Salinger se centra en la memoria del soldado del descubrimiento en un campo de concentración el  libro de un POW alemán en la cual es escrito la cita de Dostoyevsky, “El infierno es la incapacidad de amar”. Es una historia buena para leer en inglés o español.

 

 

Prayers of Light

Revda. Lisania Martinez and cousin Rev. David Martinez prepare to release their "prayer of light"

Revda. Lisania Martinez and cousin Rev. David Martinez prepare to release their “prayer of light”

The last two Christmases we have enjoyed the city of San Luis Potosi’s public celebration of light and its multiple forms and colors.  Sponsored by the State Tourism office and some corporate funders, two of the largest and most beautiful plazas of the City are illuminated using new technologies available  only in the last ten years. Although the city’s “Festival of Light” includes displays during Easter week, what better time for Latin America’s first and still the only “City of Light” to strut its colors than during the Christmas season?

This year’s celebration featured a light show on the theme  of “Children’s Christmas” with multi-colored images

Piñatas and dragons were recurring images of the Light Show in the Plaza

Piñatas and dragons were recurring images of the Light Show in the Plaza

projected on the façade of the “Plaza de Fundadores” (Founders’ Plaza) church and the city’s oldest university building.  We marveled at the shapes and colors of the light playing on the background of the buildings’ columns and arches.

But like many in the crowd, it was the efforts of many in the crowded plaza to launch their “balloons of light” (globos de cantoyas) into the darkness above that most intrigued and delighted us.  Strangers assisted in recovering fallen lights that had been released by hopeful families.  The communal effort to fill the night sky with the light of ascending balloons tugged at our souls for words that might balance the scene’s play with praise of what it is within each of us that makes for such times of mutual aid, delight and peace.

Like most readers of this blog living in the U.S. we had never experienced or seen anywhere one of these “balloons of light”.  Much to our surprise, we saw the photo of their use at the annual Disciples of Christ Youth Camp (Campamento de Huehuentepec) recently concluded.  One of the Camp’s speakers this year, Rev. Lisania Sustaita Martinez, wrote the following for us about the balloons’ origin and use today in family and public celebrations in Mexico.

A "Cantoya's Balloon" released by a family  in the Plaza below

A “Cantoya’s Balloon” released by a family in the Plaza below

“They are known in Mexico by many names such as “Cantoya’s globes”, “light globes”, “globes of fire”, “globes of desire”, “luminescent globes”, “sky lanterns”, “Chinese lantern”, “Kongming lanterns”, “light lanterns” or “flying candles”.  The Chinese used them for communication in military campaigns.  Today they are a symbol of celebration.

The main reasons “Cantoya’s globes” (Cantoya being the Mexican who introduced them to his country in the early 1800’s) are released today are:

  • To symbolize our connection with loved ones who are no longer with us or are now far away.
  • To illuminate the pathway to festivals (weddings, dedication of a baby, birthdays, etc.
  • To signify the hopes and dreams we release to the heavens in hopes they some day will become reality.

In the 2014 Huehuentepec Youth Camp, each of the nearly 80 globes was released by two persons.  They are always part of a community event, sent aloft by two, three or more persons and signifying a common purpose or theme shared by all.

In the Youth Camp this year we released the globes at the conclusion of activities on the last night, beginning with a prayer to encourage and support each other in the paths and endeavors we were about to take.  In our lighting the globe’s candle, David and I prayed for each other and a third person absent from us, giving thanks for our friendship and journey together as colleagues with the same calling and asking God to strengthen our relationship.”

(Ed. Note:  David Flores Martinez is the recently elected President of the CICE Disciples denomination and Lisania Sustaita Martinez is the Education Coordinator for the Mesa Conjunta of the Disciples and Congregational Churches of Mexico.)

For more photos of the San Luis Potosi Fiesta de Luz, see the gallery below the Spanish translation.

*************          ***********************         *************
Las dos últimas Navidades hemos disfrutado de la ciudad de San Luis Potosí en celebración pública de la luz y sus múltiples formas y colores.

Patrocinado por la oficina de Turismo del estado y algunos patrocinadores corporativos, dos de las plazas más grandes y bellas de la ciudad están iluminadas utilizando las nuevas tecnologías disponibles sólo en los últimos diez años. Aunque el “Festival de Luz” de la ciudad incluye exhibiciones durante la Semana de Pascua, ¿qué mejor momento para que la primera y aun la única “Ciudad de Luz” se enorgullezca en sus colores, que durante la mismísima temporada de Navidad?

La celebración de este año contó con un espectáculo de luces sobre el tema de la “Navidad de los niños” con colores múltiples e imágenes proyectadas en la fachada de la iglesia de la “Plaza de Fundadores” y el edificio de la Universidad más antiguo de la ciudad.

Nos maravillamos de las formas y los colores de la luz jugando en el fondo de los edificios, columnas y arcos.

Pero al igual que muchos en la multitud, fue el esfuerzo de muchos en la concurrida plaza para lanzar sus “globos de luz” (globos de cantoya) en la oscuridad más arriba que nos deleitó y mas nos atrajó.

Extraños ayudaron en la recuperación de luces caídas que habían sido liberadas por familias esperanzadas. El esfuerzo comunitario para llenar el cielo nocturno con la luz de los globos en ascenso tiró de nuestras almas por palabras que podrían equilibrar el juego de la escena con la adoración que hay en cada uno de nosotros para esos momentos de paz, alegría y ayuda mutua en nuestro mundo.

Como la mayoría de los lectores de este blog viviendo en los Estados Unidos, nunca habíamos experimentado o visto en ningún sitio uno de estos “globos de luz”. Nos soprendimos mucho entonces cuando vimos la foto de su uso en el campamento anual de jóvenes Discípulos de Cristo (Campamento Huentepec) que concluyó recientemente. Una de los conferencistas del campo este año, la Reverenda Lisania Sustaita Martinez, escribió lo siguiente para nosotros acerca del origen y uso de los globos hoy en familia y celebraciones públicas en México.

“Se conocen en México por muchos nombres tales como “Globos de Cantoya”,”globos de luz”,”globos de fuego”,”globos del deseo”, “Globos Luminiscentes”, “linternas del cielo”,”Linterna de China”,”Linternas Kongming” o “velas voladoras”. China los había usado para la comunicación en las campañas militares. Hoy son aquí solo un símbolo de celebración (como en China también).

Las motivos principales para que “Globos de Cantoya” (Cantoya sería el mexicano quien los presentó a su país a principios de 1800) sean liberados hoy son:

– Para simbolizar nuestra conexión con los seres queridos que ya no están con nosotros o están ahora muy lejos.

– Para iluminar el camino de los celebrados en festejos diversos (bodas, dedicación de un bebé, cumpleaños, etc.)

– Para indicar los deseos y sueños que lanzamos al cielo con la esperanza de que algún día serán realidad.

En el campamento de la Juventud 2014 Huentepec, cada uno de los casi 80 globos fueron lanzado por dos personas. Siempre son parte de un evento comunitario, enviado arriba por dos, tres o más personas y lo que significa que un tema o propósito común es compartido por todos.

En el campamento de jóvenes este año lanzamos los globos en la conclusión de las actividades en la última noche, comenzando con una oración para animar y apoyar mutuamente en los caminos y emprendimientos que estábamos a punto de tomar.

En el encendido de nuestro globo, David y yo, teniendo en mente una tercera persona ausente de nosotros aquella noche, nos unimos en oración dando las gracias por nuestra amistad y nuestra jornada como colegas con la misma vocación y pidiendo a Dios fortalecer nuestra relación.”

(Nota: Rev. David Flores Martinez es el recientemente electo presidente de la denominación de CICE discípulos y Revda. Lisania Sustaita Martinez es la Coordinadora de Educación de la Mesa Conjunta de los Discípulos y las Iglesias Congregacional de México.)